El CBD se convirtió en el remedio para mi dolor menstrual

Somos muchas las mujeres que sufrimos cada mes el dolor asociado a la menstruación y no, no es normal. En ese punto de desesperación comenzó mi historia con el este derivado del cannabis.

Índice de contenidos

Tengo 33 años y desde mi primera regla he tenido la mala suerte de sufrir, porque era un sufrimiento, el horrible dolor menstrual hasta hace un año. Los dolores abdominales, de cabeza e incluso náuseas eran tan comunes en «esos días del mes» que en ocasiones no podía ni levantarme de la cama. Era tal la desesperación sufrida cada mes que necesitaba encontrar alguna solución y en mi camino se cruzó el CBD.

¿Por qué mi regla es dolorosa?

Los dolores menstruales se conocen con el término dismenorrea y existen dos tipos: primaria y secundaria.

En mi caso padecía la primaria, tenía contracciones uterinas que originaban la inflamación y el dolor en la zona abdominal. Me encontraba, además, en ese porcentaje de mujeres que siente tanto dolor que me resultaba imposible llevar a cabo las actividades cotidianas.

Por el otro lado está la dismenorrea secundaria que puede ser debida a problemas derivados de la endometriosis u otras anomalías congénitas, estaríamos hablando de una enfermedad más severa.

El CBD se convirtió en el remedio para mi dolor menstrual

¿Cuál era mi tratamiento para el dolor menstrual?

Recurrí a los antiinflamatorios, como hacemos casi todas, y pasado un tiempo tuve que ir subiendo tanto la dosis que mi estómago se resintió de sobremanera. Entonces, el ginecólogo me recomendó la píldora y entre el aumento de peso y que los dolores de cabeza no remitían, decidí dejarla por mi cuenta.

Los efectos secundarios de los anticonceptivos sumados a las contraindicaciones de los antiinflamatorios provocaron en mí una reacción de rechazo hacia cualquier compuesto farmacológico, necesitaba buscar otra alternativa.

 Alternativas naturales para el dolor menstrual 

Comencé con remedios naturales para sobrellevar el dolor: bolsa de semillas caliente, infusión de salvia, onagra… probé de todo y sí alguna mejoría notaba, pero al no disponer de tiempo suficiente para llevar a cabo la rutina, los pocos beneficios que iba adquiriendo de pronto se esfumaban.

Entonces decidí dar un giro de 180º en mi vida en cuanto a salud se refiere. Me sumergí en el mundo deportivo y cambié completamente mi dieta alimentaria. «Milagrosamente» durante 4 meses no sentí las molestias del periodo. Pero, pasado ese tiempo, el dolor volvió y de nuevo con intensidad.

¿Cómo llegué a conocer el CBD?

Pues bien, fue el año pasado cuando un amigo me habló del CBD e investigué de qué se trataba. Él lo utilizaba para calmar su ansiedad y le había resultado bastante bien. Me documenté sobre la multitud de beneficios que reportaba en tantos campos patológicos y pensé ¿por qué no?

Adquirí un aceite de CBD de espectro completo y ahí comenzó mi experiencia.

El CBD consiguió reducir mi dolor menstrual

Además de que por fin remitió aquel insufrible dolor de regla, sin saber cómo mi mente se encontraba mucho más relajada. Era una mezcla de sensaciones, por una lado el alivio de ese dolor perturbador y por el otro conseguía estar mucho más concentrada que antes.

¿Qué puedo decir? Para mi fue un antes y un después, estoy mejor que nunca. Desde aquel momento continúo con mi dieta saludable, mi ejercicio diario y mi aceite de CBD.

Este artículo tiene fines meramente informativos y no sustituye el diagnóstico ni asesoramiento del personal profesional cualificado. La información obtenida procede de investigaciones facilitadas de fuentes externas y no nos responsabilizamos de los perjuicios directos o indirectos relacionados con una mala utilización de la misma.

Consulte siempre con su médico u otro profesional sanitario cualquier cuestión de salud que pueda tener.

Deficiencia del Sistema Endocannabinoide
Este síndrome podría explicar el desarrollo de patologías dolorosas como las migrañas, la fibromialgia y el síndrome del colon irritable entre otras.
CBD deporte
La práctica regular de deporte se ha convertido en un estilo de vida con el que nos sentimos plenos. Pero, después de la intensidad de los ejercicios es normal que el cuerpo esté cargado y dolorido ¿Será el CBD el complemento natural perfecto para la recuperación deportiva?

Para una mejor experiencia de usuario este sitio usa cookies propias y de terceros.
Haz click en el botón aceptar para cerrar esta ventana y continuar navegando por la web con normalidad.