Flor de CBD, Aceite de CBD

Hipertensión: el CBD reduce de forma natural la presión arterial

La hipertensión aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Existen evidencias avaladas científicamente de que el CBD reduce tu tensión arterial de manera natural y segura.

CBD presión arterial

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las arterias cuando trabaja el corazón. Los vasos sanguíneos están preparados para soportar la presión que origina la sangre contra ellos, pero cuando aumenta el corazón tiene que hacer mayor esfuerzo para bombear que a la larga puede derivar en problemas cardiovasculares graves.

La hipertensión necesita control, es una enfermedad con apenas síntomas, pero que día a día si no se mantiene estabilizada puede ir minando tu salud y terminar en un fatal desenlace. 

Valores normales de la presión arterial

Hay dos valores que determinan la tensión arterial porque hay dos tipos diferentes de presión sobre los vasos sanguíneos:

  • Sistólica, la fuerza de la sangre sobre las paredes cuando el corazón bombea.
  • Diastólica, cuando el corazón se relaja entre latidos.

El valor normal es 120/70 mmHg, a niveles superiores a estos valores estaríamos ante un problema de hipertensión.

¿Qué factores provocan la subida de la tensión arterial?

Mantener la tensión en los niveles adecuados es básico para disfrutar de una buena salud. Por eso los cambios en la dieta y el ejercicio son indispensables para comenzar a controlar la presión arterial.

Algunas personas con hipertensión desconocen la causa que provoca la enfermedad y suele estar asociada a factores de herencia genética. Otras, sin embargo, están relacionadas con los malos hábitos y el entorno. Tabaco, exceso de sal, alcohol, obesidad, sedentarismo y estrés contribuyen al aumento de la presión arterial. Cabe destacar que además con la edad las arterias se vuelven más rígidas y ello contribuye a que la presión arterial aumente.

Recomendamos, como siempre, adoptar un estilo de vida adecuado para controlar la tensión y así disfrutar de una salud de hierro. Descubre cómo ese cambio junto con un derivado natural como el CBD pueden influir beneficiosamente para disminuir la presión arterial.

Propiedades del CBD para la presión arterial

El CBD permite reducir la presión arterial por dos motivos fundamentales:

Protege los vasos sanguíneos

El CBD protege al sistema circulatorio contra la inflamación y el daño oxidativo. Es capaz de regular la actividad de enzimas encargadas de la dilatación de venas y arterias.
El endotelio, ese recubrimiento interno del corazón y de los vasos sanguíneos, posee receptores cannabinoides. La actuación del CBD sobre ellos origina la dilatación de las paredes del sistema circulatorio y por tanto la reducción de la presión arterial.

Reduce la ansiedad y el estrés

Que el CBD sea un remedio efectivo contra la ansiedad y el estrés favorece el buen funcionamiento del sistema cardiovascular. Porque aunque la ansiedad y el estrés no suben la tensión a largo plazo sí puede originar picos drásticos que dañen a los vasos sanguíneos.

Estudios sobre el CBD y la presión arterial

En un estudio sobre la acción del sistema endocannabinoide y sus receptores sobre la tensión arterial se descubrió su implicación en los mecanismos del sistema circulatorio. Existe además una clara evidencia de que los receptores cannabinoides juegan un papel muy importante en la regulación de la tensión lo que convertirá al CBD en un posible tratamiento contra la hipertensión.
En otro estudio controlado con 9 participantes sanos se les administró a unos 600 mg de CBD y a otros un placebo. El resultado concluyó que el CBD redujo la presión arterial en reposo y que además sus efectos ansiolíticos permitieron mantener los parámetros saludables de tensión en situaciones de estrés.

Se requieren más investigaciones, pero el camino avanzado hasta ahora establece que el CBD tiene un papel relevante en los trastornos cardiovasculares como en el caso de la hipertensión.

Este artículo tiene fines meramente informativos y no sustituye el diagnóstico ni asesoramiento del personal profesional cualificado. La información obtenida procede de investigaciones facilitadas de fuentes externas y no nos responsabilizamos de los perjuicios directos o indirectos relacionados con una mala utilización de la misma.

Consulte siempre con su médico u otro profesional sanitario cualquier cuestión de salud que pueda tener.

Para una mejor experiencia de usuario este sitio usa cookies propias y de terceros.
Haz click en el botón aceptar para cerrar esta ventana y continuar navegando por la web con normalidad.